En pocas palabras, se trata de las aventuras de Adam (sí, el tipo de la Biblia) y su fiel amigo Ricky salvando al mundo de Hitler y el Tercer Reich, quienes se han encontrado con una máquina del tiempo y planean causar estragos en la historia de la humanidad.

Si bien todo eso es más o menos la historia, el juego en sí es un top-down shooter de estilo pixelart en el que podemos elegir ser Adam o Ricky, y luchar contra las hordas del tercer (¿o cuarto?) Reich y su campaña de terror a través del tiempo.

Adam y Ricky se está desarrollando en Unity.

Todos los elementos gráficos se han creado desde cero. Enemigos, escenarios, assets misceláneos, animaciones, efectos FX, UI, …, absolutamente todo.

Por ejemplo, este es un enemigo con 10 animaciones (más o menos). Cada uno de los frames se ha dibujado píxel a píxel. Y ahora viéndolo en perspectiva: más de 20 enemigos, centeneras de objetos, mapas enormes, todo el set de jugadores y armas, y un largo etc.

Lo mismo se aplica a la programación. Aunque Unity es famoso por tener miles de plugins, vimos en su día que la mayoría de ellos no lograron lo que queríamos, por lo que programamos todo el juego desde cero con un par de excepciones (el control de la inteligencia artificial y el control de los mandos).

Fuimos con Adam y Ricky al evento de la Barcelona Games World del 2017. Logramos presentar una demo estable, jugable y divertida. Era la primera vez que exponíamos en un evento de esta magnitud y queríamos hacerlo bien.

Preparamos algunas cosas para llamar la atención. Primero, decorar nuestro espacio con toneladas de píxeles de cartón, ¡nuestro querido Adam y su pervertido compañero Ricky cobraron vida! También creamos merchandising artesano del juego que repartimos a los mejores jugadores.

El experimento nos sirvió para comprobar si el juego tenía aceptación. Hemos de decir que nos sorprendió gratamente. No tiene precio ver cómo todos los que jugaron al juego se lo pasaban genial y disfrutaban realmente. Y por otro lado y aún más importante, feedback crítico y positivo que a día de hoy ya hemos implementado.